page-header

ADORACIÓN EN ACCIÓN

DABAR DE DIOS

«Entonces dijo Abraham a sus siervos: Esperad aquí con el asno, y yo y el muchacho iremos hasta allí y adoraremos, y volveremos a vosotros.»

Génesis 22:5 (RVR60)

Dios pidió a Abraham lo que más quería, a Isaac, el hijo que Dios le había dado como cumplimiento de su promesa. Esto pudiera ser algo muy difícil, ¿pues qué padre sacrificaría un hijo, aparte de nuestro Padre Celestial? Parecía una locura la petición de Dios, sin embargo Dios sabía muy bien por qué lo estaba pidiendo y el resultado que buscaba. Abraham pudo obedecer a Dios porque lo conocía y confiaba en Él. Fue la fe la que le permitió caminar hacia ese monte a sacrificar a su hijo y ver esta acción como un acto de adoración. Definitivamente sólo a través de la fe podemos adorar de verdad, pues solo por medio de ella nos podemos acercar a Dios y entregar lo que amamos, como una evidencia de Quién es nuestro primer amor y motivo de adoración.

Oración

Señor, gracias porque Tu sacrificio nos muestra lo que es adoración verdadera para que nosotros podemos seguir Tus pasos y rendirnos completamente a Dios, y cualquier cosa que esté queriendo ocupar Tu lugar sea desarraigado, pues sólo Tú eres el Primero y el Mayor. Ruego por Tu gracia para vivir como un verdadero adorador en Espíritu y Verdad, ¡amén!

Últimos Dábar